El por qué los oligarcas billonarios financian al feminismo

Payasadas de Pussy Riot

Payasadas de Pussy Riot

Por Jay.

He recibido varios mensajes de las feministas en los últimos tiempos para indagar sobre por qué demonios me atreví a cuestionar los derechos de la mujer, su supuesta igualdad y su empoderamiento. Después de haber escrito un anterior artículo sobre la naturaleza satánica del feminismo, la hipótesis operante por estos interlocutores, por supuesto, guiada por el relato oficial de la historia como una de opresión patriarcal, en el que sólo en los últimos siglos se ha expuesto la “tiranía” de los viejos hombres blancos en la gran teoría de la conspiración conocida como género. Por supuesto, nada de esto es cierto, pero me pareció apropiado para responder a estos cargos y explicar la verdadera naturaleza del feminismo como una parcela de la ingeniería social de los tecnócratas para reorganizar rediseñar a la Humanidad.

Para entender esto, hay que ver a los jugadores reales detrás de la “liberación de la mujer“, que data aproximadamente desde el período de la Revolución de la Ilustración frances, pasando por la Comuna de París y en el siglo pasado aliados con el marxismo y el socialismo para formar un frente mundial contra la larga dominación de los hombres malos, estúpidos, y tiránicos. Como suele ser el caso, la historia real y el poder detrás de estas causas revolucionarias era oligárquico y subversivo, en absoluto interesados ​​con los intereses de la mujer en general, sino con la deconstrucción de la sociedad occidental en manos de las élites adineradas.

Si bien esto parece contrario a la intuición, es un hecho de que casi todos los llamados movimientos “liberales” se han financiado, cooptado, y han sido utilizados y aprovechados por el poder del dinero como medio de guerra psicológica para la destrucción del orden existente. El feminismo no es una excepción a esto, y, como el marxismo, tenía el respaldo de poderosos intereses financieros que pudieron utilizar la “liberación“, apelando a la ignorancia de la ilusa e ingenua juventud, como el mundo vió con la revolución cultural de Mao.

Por lo tanto, al igual que los revolucionarios financiados por la élite bancaria en Rusia y China para desestabilizar a los regímenes existentes, así el feminismo y la “liberación de la mujer“, la desestabilización de las masas se pudo llevar más fácilmente a cabo, no sólo a través de la alteración de las estructuras sociales, sino también a través de los ataques de género. El ataque de género es un proceso largo y científico que se inició con la liberación femenina y ahora se ha consumado en la reescritura de síntesis de toda la naturaleza. A lo largo de este largo camino, tecnocrático y cientificista, los oligarcas razonaron que la inversión de todas las órdenes existentes a través de la subversión daría lugar a la socialista Un Mundo Feliz de la androginia forzada – la feminización de los hombres, y la masculinización de la mujer.

La Declaración masona de los Derechos del Hombre

La Declaración masona de los Derechos del Hombre

En la época de la Ilustración, Mary Wollstonecraft surgió como uno de las precursoras de los “derechos de la mujer,” con su Vindicación de los Derechos de la Mujer, publicado en 1792. A partir de ahí, y con los radicales de la posterior Comuna de París, la así denominada liberación fue la que con la caída de las monarquías dio origen al socialismo y al republicanismo. Es importante recordar que el iluminismo de Weishaupt era el comunismo, y la liberté, égalité, fraternité que fue venerado entre los jacobinos iluministas y revolucionarios encontraron su complemento natural en la liberación de la mujer. Por tanto, podemos ver paralelismos en la Declaración Masónica de los Derechos del Hombre con tratados como el de Wollstonecraft. El mismo igualitarismo radical del comunismo de París se manifestaría en la propaganda bolchevique soviética, ya que a las mujeres se les dijo que se deshacieran de la esclavitud de la domesticidad con ocupaciones masculinas.

Un avance rápido hasta el siglo pasado, y nos encontramos con la misma estrategia: la hija de Rockefeller, Abby, fue instrumental en el establecimiento de la Célula 16, un grupo feminista radical que abogaba por el celibato y el fin de todos los roles de género tradicionales. Abby y la Célula 16 organizaron algunas de las primeras conferencias feministas que se convertirían en influyentes en las estrategias “de la tercera ola del feminismo” para atacar a Occidente. La biografía autorizada de los Rockefeller de Collier y Horowitz presenta a Abby como una rebelde contra la chapa capitalista de la familia, pero como veremos, esto no es exactamente preciso. Collier y Horowitz escriben:

“A finales de 1968, ella [Abby] recibió la visita de un tipo diferente de suplicante. Fue Roxanne Dunbar, y le solicitaba fondos para enviar un delegado a una próxima conferencia feminista en Chicago, la primera gran reunión de su tipo. Junto con Dana Densmore, Betsy Guerrero, y algunos otros precursoras del movimiento de las nuevas mujeres, Roxanne ya había fundado y publicado el primer número de The Journal of Female Liberation…

“Yo me había considerado una feminista toda mi vida, aunque nunca he usado esa palabra, porque odiaba cualquier cosa que implica la palabra ‘mujer’. No es un caso de auto-odio, sólo la constatación de que no había nada en lo que había sido dada como una mujer que me gustara. Todas sus asociaciones eran repelentes para mí. Todos los gestos ‘femeninos’ – maquillarse, vestirse con ropas diseñadas por hombres, actuando de la manera que los hombres habían diseñado – parecía ser un montaje para que las mujeres despreciaran a los hombres, para que que los hombres pueden odiarlas ‘….

Con Roxanne y las otras, Abby comenzó Célula 16, una de las primeras organizaciones feminista”. (Los Rockefeller: Una dinastía americana, 599-600)

Artículo de David Rockefeller de 1973 en el NYT alabando a Mao. (Haz click para agrandar)

Artículo de David Rockefeller de 1973 en el NYT alabando a Mao. (Haz click para agrandar)

Se nos dice, por supuesto, que Abby era el garbanzo negro de la familia, y su marxismo y feminismo estaban en oposición directa a la familia, pero si tenemos en cuenta el apoyo de la Fundación Rockefeller en varios proyectos, nos encontramos con que no han sido ajenos a las causas feministas. De hecho, David Rockefeller elogió la China maoísta en su famosa editorial 1.973 en el New York Times, como se ve a continuación. Incluso hoy en día, los proyectos de la Fundación Rockefeller implican la financiación de numnerosos proyectos de liberación de las mujeres, todo bajo el disfraz del populismo (y aquí, y aquí, por ejemplo). Irónicamente, el populismo es algo de lo que David Rockefeller se burla en sus Memorias:

PARANOIA POPULISTA
Por más de un siglo extremistas ideológicos en los extremos del espectro político han aprovechado incidentes bien publicitados, como mi encuentro con Castro para atacar a la familia Rockefeller por la influencia excesiva que dicen que tenemos sobre las instituciones políticas y económicas americanas. Algunos incluso creen que somos parte de una cábala secreta que trabaja contra los mejores intereses de los Estados Unidos, que caracterizan a mi familia y a mí como “internacionalistas” y que conspiramos con otros por todo el el mundo para construir una estructura política y económica más integrada de un mundo global, si se quiere. Si ese es el cargo, me declaro culpable, y estoy orgulloso de ello.” (“Orgulloso Internacionalista”, “Memorias”, pág. 405)

Otro ejemplo impresionante de esta subversión estratégica es el uso de las feministas radicales como Pussy Riot o Femen por ONG financiadas por George Soros. En el caso de Soros y de las ONG’s del Departamento de Estado, estos movimientos radicales de izquierda tienen el objetivo de ser un factor social y psicológicamente desestabilizador. De hecho, existen estos grupos de payaso para su terrorismo estético, todo con el respaldo de los multimillonarios para causar disensión contra Putin y Eurasia. Ciertamente se utilizan otros medios, como Soros se jacta de la financiación de la crisis de Crimea a través de revoluciones de colores. Kurt Nimmo explica:

Si tuviera un martillo, aplastaría al patriarcado. "¡Lo encontré!" ¡Vamos chica!

“Si tuviera un martillo, aplastaría al patriarcado.” “¡Lo encontré!” ¡Vamos chica!


“George Soros dijo a Fareed Zakaria en la CNN el fin de semana que es responsable de establecer una fundación en Ucrania, que finalmente contribuyó al derrocamiento del líder electo del país y a la instalación de una junta elegido a dedo por el Departamento de Estado.

En primer lugar, en Ucrania, una de las cosas que muchas personas le reconocen fue que durante las revoluciones de 1989 financió una gran cantidad de actividades disidentes, grupos de la sociedad civil en el este de Europa y Polonia, la República Checa. ¿Está haciendo cosas similares en Ucrania?Preguntó Zakaria a Soros.

Bueno, creé una fundación en Ucrania antes de que Ucrania se independizara de Rusia. Y la fundación ha estado funcionando desde entonces, y ha jugado un papel importante en los acontecimientos actuales‘, respondió Soros.”

De la misma manera, el director de Hollywood Aaron Russo se reunió con Nicholas Rockefeller y declaró en una entrevista que Nicholas le informó de la verdadera naturaleza del feminismo y por qué fue financiado por las élites. El quid de la cuestión es, el feminismo y la llamada “liberación” es útil para los tecnócratas multimillonarios para reorganizar la sociedad – no tiene nada que ver con la liberación o la libertad, sino con la esclavitud de las pasiones y en última instancia, la muerte a través de la disgenesia y las moribundas tasas de reproducción. La explicación se da mejor en las propias palabras de Russo, sobre todo si tenemos en cuenta la propia admisión de Gloria Steinem a través de la Revista Ms. que el feminismo fue financiado por la CIA:

Traducido del inglés: http://jaysanalysis.com/2015/02/21/why-billionaire-oligarchs-bankroll-feminism/

Anuncios