CLIMAGATE 4.0: Denunciante revela la larga historia de manipulación de datos de la temperatura del NOAA

Por Aaron Kesel.

Aunque hay pruebas documentadas de que el cambio climático se ha producido a lo largo de los años, un denunciante afirma que la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) es directamente responsable de impulsar la existencia del “calentamiento global” artificial al forjar los datos de la temperatura.

103_shutterstock_88550854-640px

Después de retirarse como científico del Centro Nacional de Datos Climáticos (NCDC) el año pasado, John Bates dio un paso al frente del debate sobre el “calentamiento global” como un denunciante, para enfriar la acalorada batalla en el cambio climático provocado por el hombre llamando la atención sobre la NOAA.

Bates dijo que decidió hablar tras leer un artículo del Washington Post titulado “Los científicos están copiando frenéticamente los datos climáticos de Estados Unidos, temiendo que puedan desaparecer bajo Trump“. Bates vio esto como una broma, después de haber trabajado para el NCDC y supuestamente viendo el fraude de primera mano.

Bates acusó a Thomas Karl, el autor principal del informeanti-pausa” de la NOAA de 2015, por “intentar detener” el intento de “desacreditar” la pausa de la temperatura a través de una “manipulación flagrante de las normas de integridad científica y las normas de publicación científica“.

El informe se originó en la ONU en 2012 y sacudió a toda la comunidad científica, que ponen en duda cientos de modelos que predicen una tendencia de aceleraración del calentamiento.

Además, Bates declaró al Daily Mail que Karl lo hizo al “insistir en decisiones y opciones científicas que maximizaban el calentamiento y minimizaban la documentación“.

Poco a poco, en los meses posteriores a la publicación del informe, la evidencia no cesaba de mostrar que Tom Karl constantemente tenía su ‘pulgar en la escala’, en la documentación, las elecciones científicas y la liberación del conjuntos de datos, en un esfuerzo por desacreditar la noción de un hiato del calentamiento global, y acelerar la publicación del documento para influir en las deliberaciones nacionales e internacionales sobre la política climática“, dijo John Bates en el blog de Climate Etc.

El informe de junio de 2015 que muestra que los “posibles artefactos de sesgos de datos en el reciente hiato del calentamiento global de la superficie“, que actualizaron el registro de temperatura del océano, fue publicado seis meses antes de la cumbre de la ONU en París.

Esta tabla a continuación proporcionada por Climate Depot muestra una brecha de calentamiento de 18 años y 9 meses:

18years9months.png

Bates no es el único denunciante que ha disputado el informe. Lamar Smith (R-Texas), quien solicitó las comunicaciones internas de NOAA, también alegó que el mismo estudio refutó las afirmaciones de que el calentamiento global se había “detenido” o se había ralentizado en la última década, desafiando un argumento popular utilizado por aquellos que niegan el consenso científico de que la contaminación causada por el hombre está detrás del calentamiento global.

NOAA negó la citación y en diciembre de 2015, Judicial Watch demandó posteriormente por los documentos que fueron ocultados al Congreso de EEUU en el nuevo escándalo de datos climáticos.

Smith recientemente agradeció a Bates “por valientemente dar un paso adelante para decir la verdad acerca de altos funcionarios de NOAA que juegan rápido y suelto con los datos, con el fin de cumplir una conclusión políticamente predeterminado.

No lo creas. La pausa es real y en todos los demás conjuntos de datos. – NCDC-NOAA y la ciencia pueden terminar con un huevo en sus rostros colectivos. Parece un poco sospechoso que el NCDC haya llegado a este ‘descubrimiento’ después de todos estos años, después de ‘masajear’ sus propios datos de estaciones meteorológicas, justo antes de la gran conferencia de políticas en diciembre en París,dijo el físico Fred Singer.

Los conjuntos de datos de temperatura superficial global son claramente un objetivo en movimiento. Así que, aunque estoy seguro de que este último análisis de la NOAA será considerado políticamente útil para la Administración Obama, no lo considero una contribución particularmente útil a nuestra comprensión científica de lo que está sucediendo“, dijo la climatóloga Dra. Judith Curry .

El Congreso delo EEUU inició una investigación sobre la manipulación de datos de NOAA en 2015. Sin embargo, esto ha estado ocurriendo por mucho más tiempo que 2015, y no es el único escándalo que ha sufrido el concepto de “calentamiento global“; otro escándalo apodado “Climagate” también estalló antes de la cumbre climática de la ONU en 2009.

Climagate fue la filtración de miles de correos electrónicos de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia entre científicos del clima que sugirieron que manipularon y ocultaron datos. Además, estos científicos desempeñaron un papel clave en la formación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, el organismo encargado de elaborar los informes sobre el calentamiento global.

Es más, un año más tarde, en 2010, el profesor académico Phil Jones, director de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, en el centro del asunto ‘Climagate‘, cuyos datos en bruto son cruciales para la teoría del cambio climático, admitió que en los últimos 15 años no ha habido calentamiento “estadísticamente significativo“. También admitió que era terrible manteniendo registros, algo que sería crucial para demostrar que existía el calentamiento global, informó Daily Mail.

Una serie de investigaciones sobre el comunicado de 2009 no encontró evidencia de negligencia científica, pero criticó a algunos de los científicos por su falta de voluntad para compartir sus datos, incluyendo a Eugene Wahl del Centro de Datos Nacional Climático en Boulder, Colorado, que admitió la eliminación de correos electrónicos, según le solicitó Jones.

A pesar de esta decisión, alrededor de 1.000 científicos disintieron y calificaron al Calentamiento Global como un fraude en un informe de la minoría del Senado de EEUU.

Pero no termina ahí. En 2011, justo antes de la conferencia de la ONU sobre el cambio climático, otros 5.000 correos electrónicos fueron filtrados, y su lanzamiento fue llamado Climagate 2.0. Los mensajes de correo electrónico fueron de 1995 a 2009 y representaban una conspiración para encubrir más datos que parecían indicar que el calentamiento global puede ser un fraude internamente, informó Forbes quien llamó a los correos electrónicos “incriminatorios“.

¿Y si el cambio climático parece ser sólo principalmente una fluctuación natural multidecadal? Nos matarán probablemente“, escribió Tommy Wills, de la Universidad de Swansea, en marzo de 2007.
También creo que la ciencia está siendo manipulada para darle un giro político que, para todos nosotros, podría no ser demasiado listo a la larga“, escribió Peter Thorne, de la Oficina Metropolitana.

Un funcionario del Departamento de Medio Ambiente parecía estar presionando a los investigadores: “No puedo exagerar la ENORME cantidad de interés político en el proyecto como un mensaje que el Gobierno puede dar sobre el cambio climático para ayudarles a contar su historia. Quieren que la historia sea muy fuerte y no quieren parecer necios.
Además de los 5.000 correos electrónicos, los hackers también cifraron 220.000 correos electrónicos adicionales, pero nunca publicaron la clave. En su lugar, dejaron un críptico que decía: “Cada día mueren casi 16.000 niños por hambre y causas relacionadas, el resto, unos 220.000, están cifrados por varias razones“.

La nota agregó: “No estamos planeando publicar la frase de paso”, informó el NYTimes.

En 2012, Forbes informó que se trataba de datos corregidos, no de temperaturas de Estados Unidos, que establecieron el récord ese año.

Luego, en 2013, Climagate 3.0 ocurrió cuando se entregaron documentos a Associated Press que mostraban que el gobierno luchaba por explicar por qué el calentamiento global parece haber disminuido en los últimos 15 años, a pesar de que las emisiones de gases de efecto invernadero siguieron aumentando.

Esa respuesta se puede obtener de Phil Jones, la víctima del Climagate original y padre fundador del cambio climático creado por el hombre. “No hay calentamiento estadísticamente significativo“, dijo.

Una vez más, estas son las mismas personas que fueron responsables de las conclusiones del IPCC. Esto es importante porque sirvieron como columna vertebral científica de las negociaciones de la ONU que finalmente nos llevan de nuevo a 2016 y al Acuerdo de París, con el cual el presidente Trump está tan abiertamente en contra.

A sabiendas, enterraron datos que no se ajustaban a su modelo; se puede leer 10 años de correos electrónicos filtrados aquí en Wikileaks.

El telegraph.co.uk informó en 2015 que la manipulación de los datos de temperatura es el mayor escándalo de la ciencia jamás.

A continuación, el caso de las emisiones de carbono, en el que los científicos, en 2014, advirtieron que los niveles de CO2 en el crecimiento de las plantas habían sido subestimados en al menos 16 por ciento y que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera eran exagerados, debido a que no se tomó en cuenta cómo las plantas absorben dióxido de carbono, como se informó.

El Centro de Análisis de Información sobre Dióxido de Carbono o CDIAC se cerrará, cesando sus operaciones el 30 de septiembre de 2017 según su sitio web.

También vale la pena señalar que mientras que la ciencia trata de atribuir el calentamiento global a las emisiones de carbono, eso, también, ha sido debunkeado.

Incluso el fundador de Weather Channel, John Coleman, y el programador de computadoras E. Michael Smith han admitido que el calentamiento global es fraudulento. Además, olvidemos que los 15 años desde 2010 no han mostrado un período de calentamiento, el New York Times informó en 1989 que no ha habido una tendencia de calentamiento desde 1895.

Incluso se alega que la NASA es parte del encubrimiento de la temperatura, según Coleman, Smith y el Dr. Friedrich-Karl Ewert, otro científico alemán, geólogo retirado y experto en datos.

Pero la conspiración no termina ahí, a la NOAA se le han explotado tres diferentes satélites meteorológicos: NOAA 16, NOAA 13 y el Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa 13. El NOAA 16 y el Vuelo 13 del Programa de Satélites Meteorológicos de Defensa explotaron durante 2015 con el último NOAA 13 sucediendo en 1993. Los tres fueron atribuidos a una batería defectuosa.

Para obtener aún más información, Mike Brakey, físico de ingeniería y especialista en transferencia de calor, atrapó a NOAA revisando los datos históricos de temperatura todo el tiempo en su blog.

Aquí está un corto del pasado de nuestro hermano, We Are Change de Chicago, confrontando a Al Gore en sus demandas sobre el calentamiento del planeta:

El Senado de EEUU votó en 2015 sobre si el cambio climático es real o un engaño, y determinó que es real, y los humanos no tienen la culpa.

Con tantos escándalos del calentamiento global con varias instituciones y más de 30.000 científicos emergiendo contra la agenda política, se plantean preguntas legítimas sobre por qué se ha promovido la agenda de que el cambio climático no es una ocurrencia natural.

Olvídate del ciclo de nuestro propio planeta, esto está ocurriendo en todo el sistema solar en otros planetas también, que no tienen ninguna fábrica o automóviles que producen carbono, así que ¿qué está causando el cambio climático en otros planetas? Bueno, los científicos están culpando al calentamiento solar.

Aaron Kesel: Soy activista, escritor, blogger y periodista de investigación escribiendo para (www.wearechange.org) Anfitrión de radio de la serie rediofónica de charla del blog:
#SmokeScreenDisclosure . Mis fuentes están en todas partes. Enemigo del Nuevo Orden Mundial. Https://akilluminati.wordpress.com/

Traducido del inglés: http://wearechange.org/whistleblower-reveals-noaas-long-history-manipulating-temperature-data/

Imagen superior:  vía kwest/Shutterstock.com

Anuncios