Dos mejor que uno, o cómo la élite usó a la mujer para degradar el trabajo

Hoy día 8 de marzo, día mundial de la mujer trabajadora, me gustaría compartir esta rápida reflexión:

Quisiera puntualizar un hecho que creo que muchos se saltan: las consecuencias de la entrada masiva de la mujer en el trabajo.

Hace 40 años, cuando la mujer entró masivamente en el mundo del trabajo, las élites que nos gobiernan dijeron “muy bien, pero tendrá truco“. Supongo que recordaréis como la inflación aumentó galopantemente entre los años 70 y 80 del siglo pasado. ¿Sabéis cuál fue el resultado? Pues que los trabajadores perdieron la mitad del valor adquisitivo de sus sueldos. Curioso, ¿eh? Por lo que, si hace 40 años se necesitaba un solo sueldo para mantener a una familia, ahora se necesitan dos: el del hombre y el de la mujer. Resultado: dos trabajadores por el valor de uno.

¿Y cómo es que las élites gobernantes siempre consiguen metérnoslas dobladas? Porque somos unos estúpidos ignorantes de las reglas económicas. Jugamos a un juego en el que otros crean las reglas y las ocultan para que la mayoría no las conozcamos. Es difícil poder cambiar el sistema, pero mientras tanto, aprender a conocer cómo funcionan las reglas del dinero nos permitirá no caer siempre en las mismas trampas. O al menos, poder sobrevivir con menos dificultades.

(Publicado originalmente el 8 de marzo de 2011)

José Manuel Goig

Lee GRATIS mi libro “Secretos del Dinero: El libro que los banqueros no quieren que leas” (Descárgatelo aquí).

 

Anuncios