refugiados

La Muerte de Europa: Una reflexión que no leerás en los grandes medios

Una vez más, los valores europeos están en conflicto con la supervivencia de Europa.

migrants1_1_500

Por Daniel Greenfield, miembro de Periodismo Shillman en el Centro de la Libertad, es un escritor de Nueva York que se centra en el Islam radical.

Los líderes europeos hablan de dos cosas en estos días; preservar los valores europeos acogiendo a inmigrantes musulmanes y la integración de estos inmigrantes musulmanes en Europa haciéndoles adoptar los valores europeos.

No se les ocurre que su plan para salvar a los valores europeos depende de matar a los valores europeos.

Los mismos valores europeos que requieren que Suecia, un país de menos de 10 millones, acoja a 180.000 inmigrantes musulmanes en un año también esperan que los nuevos “suecos” celebren la tolerancia, el feminismo y el matrimonio homosexual. En cambio, los valores europeos han llenado las ciudades de Europa con patrullas de la Sharia, hombres enojados desempleados con banderas de ISIS y actos públicos ocasionales de terror.

Los países europeos se niegan a invertir dinero en seguridad fronteriza, pero en cambio se ven obligados a invertir dinero en fuerzas antiterroristas. Y ésas son también malas para los valores europeos.

Pero, como están descubriendo los países de la Europa Central, los valores europeos no tienen mucho que ver con la preservación de la viabiliadad de los estados europeos. En su lugar, son del tipo de socialismo estático que Bernie Sanders admira en el extranjero. Pero incluso un estado de bienestar socialista requiere que gente trabaje para ganarse la vida. Las generosas políticas de bienestar de Maine comenzaron a colapsar una vez que los musulmanes somalíes llegaron en masa para tomar ventaja de ellas. Los danese y los holandeses, entre otros de los modelos a seguir según Bernie Sanders, han estado sonando más como Reagan y menos como Bernie Sanders o Elizabeth Warren.

Hace dos años, el rey holandés declaró que: “El Estado de bienestar clásico de la segunda mitad del siglo 20 en estas áreas en particular los trajeron acuerdos que son insostenibles en su forma actual”. Ese mismo año, el ministro de Finanzas de Dinamarca pidió la “modernización del Estado del Bienestar”.

Pero el problema no es de modernización, es medievalización.

El 27% de los marroquíes y el 21% de los turcos en los Países Bajos están desempleados. Es el 27% en Dinamarca para los iraquíes. E incluso cuando se emplean, su ingreso promedio es muy inferior a la media europea.

Los críticos señalaron en el pasado que una América multicultural no puede permitirse los estados de bienestar que los países europeos tienen. Ahora que esos mismos países se están convirtiendo en multiculturales, no se lo pueden permitir ellos tampoco.

Europa invirtió en los valores de su estado de bienestar. El mundo musulmán invirtió en las familias numerosas. Europa espera que el mundo musulmán rescate su disminuyente tasa de natalidad trabajando y pagando en el sistema, de manera que su población que envejece pueda retirarse. Los inmigrantes musulmanes, sin embargo, esperan que Europa subsidie a sus grandes familias con su estado de bienestar, mientras comercian con drogas y cortan algunas cabezas en paralelo.

Una vez más, los valores europeos están en conflicto con la supervivencia de Europa.

Los valores europeos que requiere que Europa se suicide son de ideología, no de idioma, cultura o nacionalidad. Pero los migrantes entrantes no comparten esa ideología. Ellos tienen sus propios valores islámicos.

¿Por qué Mohammed, de 23 años de edad, va a trabajar durante cuatro décadas para que Hans o Fritz al otro lado del camino se puedan jubilar a los 61 años y se relajen en una playa en Mallorca? La idea de que Mohammed va a querer hacer algo así por amor a Europa es una fantasía tonta con la que los gobiernos europeos alimentaron a sus ciudadanos preocupados.

Mohammed no comparte los valores europeos. Tampoco van a hacerles cambiar, no importa cuántas veces los envejecidos profesores, que esperan que consiga un trabajo y subvencione su jubilación, les intenten perforárselo en la cabeza. Los europeos esperan que Mohammed se convierta en un sueco o en un alemán, como si fuera un niño que hubieran adoptado de un país exótico y que se crió como propio, y trabaje para subsidiar sus valores europeos.

Se tiene el propósito de que los inmigrantes musulmanes sean el plan de jubilación para una Europa que envejece. Se supone que mantendrán su colección destartalada de políticas económicas, sus estados de bienestar y sus programas sociales adyacentes.

Pero son más como una solución final.

Mohammed es el plan de jubilación de Fritz. Pero Mohammed tiene un tipo muy diferente de plan. Fritz cuenta con que Mohammed trabaje mientras se relaja. Mohammed se relaja y espera que Fritz trabaje. Fritz no tiene relación con él y, por tanto, Mohammed no ve ninguna razón por la que debiera trabajar para apoyarlo.

La socialdemocracia europea reduce la sociedad a un plan gigante de seguro en el que el dinero se almacena. Pero los seguros estás prohibidos en el Islam, que considera que son una apuesta. La socialdemocracia europea espera para los saquen de apuros, pero para Mohammed los valores europeos son un crimen contra el Islam.

El Imán de Mohammed le dirá que trabaje en negro, porque pagar en el sistema es apostar. Sin embargo sacar dinero del sistema es sólo Jizya; el dinero que los no musulmanes están obligados a pagar a los musulmanes. Bajo la ley islámica, es mejor para Mohammed vender drogas que pagar impuestos.

Es por eso que el tráfico de drogas y los delitos menores son ocupaciones populares para los salafistas en Europa. Es preferible robar a los infieles que participar en la gran apuesta del estado de bienestar europeo.

Mohammed no se va a jugar su futuro en las pensiones temblorosas del socialismo europeo. Invierte en lo que los científicos sociales llaman el capital social. Planea su retiro teniendo una docena de niños. Si este estilo de vida es subsidiado por los servicios sociales infieles, tanto mejor. Y cuando se colapsen los servicios sociales, sus niños que no estén en la cárcel o en ISIS estarán allí para cuidar de él en sus años dorados.

Tal como son los planes de jubilación, es más viejo y mejor que el modelo europeo.

Mohammed no se preocupa mucho por el futuro. Incluso si no tiene más allá de seis niños, en el momento en que esté listo para jubilarse, el país europeo en el que esté viviendo será probablemente un estado islámico. Y está seguro de que cualquiera que sea su régimen va a ser mejor y más justo que el sistema infiel.

Suecia acogerá a 180.000 migrantes este año. Alemania puede tomar unos 1,5 millones. La mayoría de ellos serán jóvenes que seguirán el plan de jubilación de Mohammed.

Se asegura a los europeos que los Mohammeds equilibrarán la disparidad demográfica de una población que envejece con demasiados jubilados y muy pocos trabajadores más jóvenes. Pero en lugar de eso, los Mohammeds pondrán aún más presión sobre los trabajadores más jóvenes que no sólo tienen que subsidiar a sus mayores, sino además a millones de Mohammeds, sus múltiples novias y sus planes de jubilación islámicos de catorce niños.

Las edades de jubilación aumentarán y se recortarán los servicios sociales para las personas mayores. El estado de bienestar se derrumbará, pero tendrá que mantenerse en funcionamiento porque la alternativa será un importante malestar social.

Entre los factores desencadenantes de la primavera árabe estuvieron el aumento de los precios del trigo y los recortes a los subsidios alimentarios. Los precios subieron y cayeron los gobiernos mientras los motines callejeros se convirtieron en guerras civiles. Imagina una Suecia, donde el 50 por ciento de la población masculina joven es musulmana, en su mayoría desempleados, convirtiéndose en una Siria cuando la economía se derrumbe y la factura venza. Imagínate disturbios callejeros de musulmanes europeos en los que las pandillas tienen artillería pesada y cada gueto Califa tiene sus propios imanes y fatwas para respaldar sus afirmaciones.

Europa está matándose lentamente en nombre de los valores europeos. Se está tratando de proteger su configuración económica con la quiebra de la misma. Los valores europeos se han convertido en un pacto suicida. Sus políticos realizan discursos en los que explican por qué los valores europeos requieren de una migración musulmana masiva que tienen tan poco sentido como la nota de suicidio de un lunático.

Los valores islámicos no son compatibles con los valores europeos. No sólo la libertad de expresión y la libertad religiosa, sino incluso el estado de bienestar europeo es anti-islámico. Los musulmanes tienen una alta tasa de natalidad, ya que su enfoque para el futuro es fundamentalmente diferente de la europea. Los europeos han optado por tener pocos hijos y muchas agencias del gobierno para cuidarles. Los musulmanes eligieron muchos niños y pocos organismos gubernamentales. Los valores europeos tan admirados por los izquierdistas americanos no tienen futuro.

Europa está bebiendo veneno para ratas para curar un resfriado. En lugar de cambiar sus valores, está tratando de mantenerlos matándose a sí misma. El plan de jubilación de Mohammed no va a salvar el socialismo europeo. Lo enterrará.

Traducido del inglés: http://www.frontpagemag.com/fpm/260511/death-europe-daniel-greenfield

LO QUE LOS “REFUGIADOS” NO SABEN

Los denominados “refugiados” que están llegando por oleadas a Europa procedentes del norte de África y medio Oriente, no saben que van a acabar peor de lo que imaginan, y que han hipotecado el futuro de sus hijos. En este vídeo te explico por qué.

La Muerte de Europa: Una reflexión que no leerás en los grandes medios

Una vez más, los valores europeos están en conflicto con la supervivencia de Europa.

migrants1_1_500

Por Daniel Greenfield.

Los líderes europeos hablan de dos cosas en estos días; preservar los valores europeos acogiendo a inmigrantes musulmanes y la integración de estos inmigrantes musulmanes en Europa haciéndoles adoptar los valores europeos.

No se les ocurre que su plan para salvar a los valores europeos depende de matar a los valores europeos.

Los mismos valores europeos que requieren que Suecia, un país de menos de 10 millones, acoja a 180.000 inmigrantes musulmanes en un año también esperan que los nuevos “suecos” celebren la tolerancia, el feminismo y el matrimonio homosexual. En cambio, los valores europeos han llenado las ciudades de Europa con patrullas de la Sharia, hombres enojados desempleados con banderas de ISIS y actos públicos ocasionales de terror.

Los países europeos se niegan a invertir dinero en seguridad fronteriza, pero en cambio se ven obligados a invertir dinero en fuerzas antiterroristas. Y ésas son también malas para los valores europeos.

Pero, como están descubriendo los países de la Europa Central, los valores europeos no tienen mucho que ver con la preservación de la viabiliadad de los estados europeos. En su lugar, son del tipo de socialismo estático que Bernie Sanders admira en el extranjero. Pero incluso un estado de bienestar socialista requiere que gente trabaje para ganarse la vida. Las generosas políticas de bienestar de Maine comenzaron a colapsar una vez que los musulmanes somalíes llegaron en masa para tomar ventaja de ellas. Los danese y los holandeses, entre otros de los modelos a seguir según Bernie Sanders, han estado sonando más como Reagan y menos como Bernie Sanders o Elizabeth Warren.

Hace dos años, el rey holandés declaró que: “El Estado de bienestar clásico de la segunda mitad del siglo 20 en estas áreas en particular los trajeron acuerdos que son insostenibles en su forma actual“. Ese mismo año, el ministro de Finanzas de Dinamarca pidió la “modernización del Estado del Bienestar“.

Pero el problema no es de modernización, es medievalización.

El 27% de los marroquíes y el 21% de los turcos en los Países Bajos están desempleados. Es el 27% en Dinamarca para los iraquíes. E incluso cuando se emplean, su ingreso promedio es muy inferior a la media europea.

Los críticos señalaron en el pasado que una América multicultural no puede permitirse los estados de bienestar que los países europeos tienen. Ahora que esos mismos países se están convirtiendo en multiculturales, no se lo pueden permitir ellos tampoco.

Europa invirtió en los valores de su estado de bienestar. El mundo musulmán invirtió en las familias numerosas. Europa espera que el mundo musulmán rescate su disminuyente tasa de natalidad trabajando y pagando en el sistema, de manera que su población que envejece pueda retirarse. Los inmigrantes musulmanes, sin embargo, esperan que Europa subsidie a sus grandes familias con su estado de bienestar, mientras comercian con drogas y cortan algunas cabezas en paralelo.

Una vez más, los valores europeos están en conflicto con la supervivencia de Europa.

Los valores europeos que requiere que Europa se suicide son de ideología, no de idioma, cultura o nacionalidad. Pero los migrantes entrantes no comparten esa ideología. Ellos tienen sus propios valores islámicos.

¿Por qué Mohammed, de 23 años de edad, va a trabajar durante cuatro décadas para que Hans o Fritz al otro lado del camino se puedan jubilar a los 61 años y se relajen en una playa en Mallorca? La idea de que Mohammed va a querer hacer algo así por amor a Europa es una fantasía tonta con la que los gobiernos europeos alimentaron a sus ciudadanos preocupados.

Mohammed no comparte los valores europeos. Tampoco van a hacerles cambiar, no importa cuántas veces los envejecidos profesores, que esperan que consiga un trabajo y subvencione su jubilación, les intenten perforárselo en la cabeza. Los europeos esperan que Mohammed se convierta en un sueco o en un alemán, como si fuera un niño que hubieran adoptado de un país exótico y que se crió como propio, y trabaje para subsidiar sus valores europeos.

Se tiene el propósito de que los inmigrantes musulmanes sean el plan de jubilación para una Europa que envejece. Se supone que mantendrán su colección destartalada de políticas económicas, sus estados de bienestar y sus programas sociales adyacentes.

Pero son más como una solución final.

Mohammed es el plan de jubilación de Fritz. Pero Mohammed tiene un tipo muy diferente de plan. Fritz cuenta con que Mohammed trabaje mientras se relaja. Mohammed se relaja y espera que Fritz trabaje. Fritz no tiene relación con él y, por tanto, Mohammed no ve ninguna razón por la que debiera trabajar para apoyarlo.

La socialdemocracia europea reduce la sociedad a un plan gigante de seguro en el que el dinero se almacena. Pero los seguros estás prohibidos en el Islam, que considera que son una apuesta. La socialdemocracia europea espera para los saquen de apuros, pero para Mohammed los valores europeos son un crimen contra el Islam.

El Imán de Mohammed le dirá que trabaje en negro, porque pagar en el sistema es apostar. Sin embargo sacar dinero del sistema es sólo Jizya; el dinero que los no musulmanes están obligados a pagar a los musulmanes. Bajo la ley islámica, es mejor para Mohammed vender drogas que pagar impuestos.

Es por eso que el tráfico de drogas y los delitos menores son ocupaciones populares para los salafistas en Europa. Es preferible robar a los infieles que participar en la gran apuesta del estado de bienestar europeo.

Mohammed no se va a jugar su futuro en las pensiones temblorosas del socialismo europeo. Invierte en lo que los científicos sociales llaman el capital social. Planea su retiro teniendo una docena de niños. Si este estilo de vida es subsidiado por los servicios sociales infieles, tanto mejor. Y cuando se colapsen los servicios sociales, sus niños que no estén en la cárcel o en ISIS estarán allí para cuidar de él en sus años dorados.

Tal como son los planes de jubilación, es más viejo y mejor que el modelo europeo.

Mohammed no se preocupa mucho por el futuro. Incluso si no tiene más allá de seis niños, en el momento en que esté listo para jubilarse, el país europeo en el que esté viviendo será probablemente un estado islámico. Y está seguro de que cualquiera que sea su régimen va a ser mejor y más justo que el sistema infiel.

Suecia acogerá a 180.000 migrantes este año. Alemania puede tomar unos 1,5 millones. La mayoría de ellos serán jóvenes que seguirán el plan de jubilación de Mohammed.

Se asegura a los europeos que los Mohammeds equilibrarán la disparidad demográfica de una población que envejece con demasiados jubilados y muy pocos trabajadores más jóvenes. Pero en lugar de eso, los Mohammeds pondrán aún más presión sobre los trabajadores más jóvenes que no sólo tienen que subsidiar a sus mayores, sino además a millones de Mohammeds, sus múltiples novias y sus planes de jubilación islámicos de catorce niños.

Las edades de jubilación aumentarán y se recortarán los servicios sociales para las personas mayores. El estado de bienestar se derrumbará, pero tendrá que mantenerse en funcionamiento porque la alternativa será un importante malestar social.

Entre los factores desencadenantes de la primavera árabe estuvieron el aumento de los precios del trigo y los recortes a los subsidios alimentarios. Los precios subieron y cayeron los gobiernos mientras los motines callejeros se convirtieron en guerras civiles. Imagina una Suecia, donde el 50 por ciento de la población masculina joven es musulmana, en su mayoría desempleados, convirtiéndose en una Siria cuando la economía se derrumbe y la factura venza. Imagínate disturbios callejeros de musulmanes europeos en los que las pandillas tienen artillería pesada y cada gueto Califa tiene sus propios imanes y fatwas para respaldar sus afirmaciones.

Europa está matándose lentamente en nombre de los valores europeos. Se está tratando de proteger su configuración económica con la quiebra de la misma. Los valores europeos se han convertido en un pacto suicida. Sus políticos realizan discursos en los que explican por qué los valores europeos requieren de una migración musulmana masiva que tienen tan poco sentido como la nota de suicidio de un lunático.

Los valores islámicos no son compatibles con los valores europeos. No sólo la libertad de expresión y la libertad religiosa, sino incluso el estado de bienestar europeo es anti-islámico. Los musulmanes tienen una alta tasa de natalidad, ya que su enfoque para el futuro es fundamentalmente diferente de la europea. Los europeos han optado por tener pocos hijos y muchas agencias del gobierno para cuidarles. Los musulmanes eligieron muchos niños y pocos organismos gubernamentales. Los valores europeos tan admirados por los izquierdistas americanos no tienen futuro.

Europa está bebiendo veneno para ratas para curar un resfriado. En lugar de cambiar sus valores, está tratando de mantenerlos matándose a sí misma. El plan de jubilación de Mohammed no va a salvar el socialismo europeo. Lo enterrará.

Daniel Greenfield es miembro de Periodismo Shillman en el Centro de la Libertad, es un escritor de Nueva York que se centra en el Islam radical.

Traducido del inglés: http://www.frontpagemag.com/fpm/260511/death-europe-daniel-greenfield

Publicado por primera vez en: http://cronsub.com/la-muerte-de-europa-una-reflexion-que-no-leeras-en-los-grandes-medios/

Cómo George Soros creó por su cuenta la crisis europea de los refugiados y por qué

479px-george_soros_47th_munich_security_conference_2011_crop

Por David Galland and Stephen McBride, Garret/Galland Research.

George Soros está comerciando de nuevo.

El activista político y filántropo de 85 años de edad, llegó a los titulares post-Brexit diciendo que el evento había “desatado” una crisis del mercado financiero.

Bueno, la crisis no ha afectado a Soros todavía.

Él estuvo una vez más en el lado correcto del negocio de acciones, tomando una posición corta en el Deutsche Bank con problemas y apostando contra el S & P a través de una opción de venta de 2,1 millones de acciones en el SPDR S & P 500 ETF.

Más interesante aún, Soros consiguió recientemente una posición de $ 264 millones en Barrick Gold, cuyo precio de las acciones subió más del 14% desde el Brexit. Junto con este negocio, Soros ha vendido sus posiciones en muchas de sus tenencias tradicionales.

image_2_20160708_tpp

Soros había anunciado recientemente que volvía de la jubilación, de nuevo.

Al retirarse en 2000, la única otra vez que Soros ha vuelto a ingresar públicamente a los mercados fue en 2007, cuando hizo una serie de apuestas bajistas en la vivienda estadounidense y en última instancia obtuvo unas ganancias de más de mil millones de dólares de las operaciones.

Desde los años 80, Soros ha seguido activamente una agenda globalista; avanza esta agenda con sus Open Society Funds (OSF – Fundaciones Sociedad Abierta).

¿Cuál es esta agenda globalista, y de dónde proviene?

Los humildes comienzos

La semilla globalista fue sembrada en el joven George por su padre, Tivadar, un abogado judío que era un fuerte defensor del esperanto. El esperanto es una lengua creada en 1887 por L.L. Zamenhof, un oftalmólogo polaco, con el fin de “trascender las fronteras nacionales” y “superar la indiferencia natural de la humanidad“.

Tivadar enseñó esperanto al joven George y le obligó a hablarlo en casa. En 1936, cuando Hitler fue anfitrión de los Juegos Olímpicos de Berlín, Tivadar cambió el nombre de la familia de Schwartz a Soros, una palabra de esperanto que significa “se elevará“.

George Soros, nacido y criado en Budapest, Hungría, se benefició mucho de la decisión de su padre.

Al parecer, en 1944, George Soros, de 14 años, fue a trabajar para los invasores nazis. Se dice que hasta el final de la guerra en 1945, él trabajó con un funcionario del gobierno, ayudándole a confiscar la propiedad de la población judía local.

En una entrevista de 1998 con 60 minutos, Soros describió el año de la ocupación alemana como “el momento más feliz de mi vida“.

Soros se aventura en las finanzas

Cuando terminó la guerra, Soros se mudó a Londres y en 1947 se matriculó en la London School of Economics donde estudió con Karl Popper, el filósofo austríaco-británico que fue uno de los primeros defensores de una “Sociedad Abierta“.

Soros trabajó entonces en varios bancos mercantiles de Londres antes de mudarse a Nueva York en 1963. En 1970 fundó la Soros Fund Management y en 1973 creó el Quantum Fund en colaboración con el inversionista Jim Rogers.

El fondo obtuvo rendimientos anuales de más del 30%, consolidando la reputación de Soros y poniéndolo en una posición de poder, que utiliza hasta el día de hoy para avanzar en la agenda de sus mentores.

Las especulaciones monetarias que arrojaron a Gran Bretaña y Asia a la crisis

En la década de 1990, Soros comenzó una serie de grandes apuestas contra las monedas nacionales. La primera fue en 1992, cuando vendió a corto la libra esterlina y obtuvo un beneficio de mil millones de dólares en un solo día.

Su próxima gran especulación cambiaria se produjo en 1997. Esta vez Soros atacó al baht tailandés y, con un fuerte volumen de ventas cortas, destruyó la vinculación artificial del baht con el dólar estadounidense, que comenzó la crisis financiera asiática.

Esfuerzos “humanitarios

Hoy, el patrimonio neto de Soros asciende a 23.000 millones de dólares. Desde que tomó asiento trasero en su empresa, la Soros Fund Management, en 2000, Soros se ha centrado en sus esfuerzos filantrópicos, que lleva a cabo a través de la Open Society Fundations que fundó en 1993.

Entonces, ¿a quién dona, y qué causas apoya?

Durante los años 80 y 90, Soros utilizó su extraordinaria riqueza para financiar revoluciones en decenas de naciones europeas, incluyendo Checoslovaquia, Croacia y Yugoslavia. Logró esto mediante la canalización de dinero a los partidos de oposición política, editoriales y medios de comunicación independientes en estas naciones.

Si te preguntas por qué Soros se entrometió en los asuntos de estas naciones, parte de la respuesta puede estar en el hecho de que durante y después del caos, invirtió mucho en activos en cada uno de los respectivos países.

A continuación, utilizó al economista de la Universidad de Columbia Jeffrey Sachs para asesorar a los gobiernos novatos para que privatizaran todos los activos públicos de inmediato, lo que permitió a Soros vender los activos que había adquirido durante la turbulencia en los mercados abiertos recién formados.

Habiendo logrado avanzar en su agenda en Europa a través del cambio de régimen, y aprovechando el proceso, pronto volvió su atención hacia el gran escenario, los Estados Unidos.

El Gran Momento

En 2004, Soros declaró: “Creo profundamente en los valores de una sociedad abierta. Durante los últimos 15 años he estado enfocando mis esfuerzos en el extranjero; ahora lo estoy haciendo en los Estados Unidos.

Desde entonces, Soros ha estado financiando grupos como:

  • El American Institute for Social Justice (Instituto Americano para la Justicia Social), cuyo objetivo es “transformar las comunidades pobres a través de los lobbies para aumentar el gasto público en programas sociales
  • La New America Foundation (Fundación Nueva América), cuyo objetivo es “influir en la opinión pública sobre temas como el ambientalismo y la gobernanza mundial
  • El Migration Policy Institute (Instituto de Políticas Migratorias), cuyo objetivo es “lograr una política de reasentamiento de inmigrantes ilegales y aumentar los beneficios sociales para los ilegales

Soros también utiliza su Open Society Foundations para canalizar dinero hacia el medio progresista Media Matters.

Soros canaliza el dinero a través de una serie de grupos izquierdistas, incluyendo la Tides Foundation (Fundación Tides), el Center for American Progress (Centro para el Progreso Americano), y la Democracy Alliance (Alianza Democracia) con el fin de eludir las leyes de financiamiento de campañas a las que apoyó.

¿Por qué Soros ha donado tanto capital y esfuerzo a estas organizaciones? Por una sencilla razón: para comprar poder político.

Los políticos demócratas que van en contra de la narrativa progresista ven un recorte de fondos y son atacados en medios de comunicación como Media Matters, que también contribuye directamente a sitio principales como NBC, Al Jazeera y The New York Times.

Aparte de los $ 5 mil millones que la fundación de Soros ha donado a grupos como los citados anteriormente, también ha hecho enormes contribuciones al Partido Demócrata y sus miembros más destacados, como Joe Biden, Barack Obama y, por supuesto, Bill y Hillary Clinton.

Mejor amigo de los Clinton

La relación de Soros con los Clinton se remonta a 1993, alrededor de la época en que se fundó la OSF. Se han convertido en amigos cercanos, y su relación duradera va mucho más allá del estatus de donante.

Según el libro The Shadow Party, de Horowitz y Poe, en una conferencia de 2004 “Take Back America (Retoma América)” donde Soros habló, la ex primera dama lo presentó diciendo: “Necesitamos gente como George Soros, que es audaz y está dispuesto a dar un paso adelante cuando hace falta.

Soros comenzó a apoyar la actual candidatura presidencial Hillary Clinton en 2013, tomando un papel principal en el grupo “Listo para Hillary“. Desde entonces, Soros ha donado más de $ 15 millones a los grupos pro-Clinton y Super PACs.

Más recientemente, Soros ha dado más de $ 33 millones al grupo Black Lives Matter, que ha estado involucrado en brotes de disturbios sociales en Ferguson, Missouri, y Baltimore, Maryland, en 2015. Ambos incidentes contribuyeron a un empeoramiento de las relaciones raciales a través de América.

El mismo grupo criticó fuertemente al contendiente demócrata Bernie Sanders por su supuesta trayectoria de apoyo a la desigualdad racial, ayudando a socavarlo como una amenaza competitiva con uno de los grupos más ardientes de Hillary Clinton.

Esto, por supuesto, aumenta en gran medida la influencia de Soros a través de los grupos mencionados anteriormente. Es seguro asumir que ahora es capaz de impulsar la política democrática, especialmente en una administración encabezada por Hillary Clinton.

Simplemente, lo que Soros quiere, él lo consigue. Y está claro en su historia que quiere borrar las fronteras nacionales y crear el tipo de pesadilla globalista representada por la Unión Europea.

En los últimos años, Soros ha vuelto su atención a Europa. ¿Es una coincidencia que el continente está actualmente en desorden económico y social?

Otro tanto: el conflicto ucraniano

No hay duda de la gran influencia de Soros en la política exterior estadounidense. En una entrevista con Charlie Rose en octubre de 1995, dijo: “Ahora tengo acceso [al subsecretario de Estado norteamericano Strobe Talbott]. No hay duda. En realidad trabajamos juntos [en la política de Europa del Este] “.

La intromisión de Soros levantó de nuevo su fea cabeza en el conflicto entre Rusia y Ucrania, que comenzó a principios de 2014.

En una entrevista con CNN en mayo de 2014, Soros dijo que era responsable de establecer una fundación en Ucrania que finalmente llevó al derrocamiento del líder electo del país y a la instalación de una junta escogida por el Departamento de Estado de Estados Unidos, en ese momento liderada por no otra que Hillary Clinton:

Anfitrión de CNN: En Ucrania, una de las cosas que muchas personas reconocieron acerca de usted fue que durante las revoluciones de 1989 financió una gran cantidad de actividades disidentes, grupos de la sociedad civil en Europa del Este y Polonia, la República Checa. ¿Estás haciendo cosas similares en Ucrania?

Soros: Bueno, establecí una fundación en Ucrania antes de que Ucrania se independizara de Rusia. Y la fundación ha estado funcionando desde entonces y jugó un papel importante en los eventos ahora.

La guerra que azotó la región ucraniana de Donbass resultó en la muerte de más de 10.000 personas y el desplazamiento de más de 1,4 millones de personas. Como daños colaterales, un avión de pasajeros de Malaysia Airlines fue derribado, matando a todos los 298 pasajeros a bordo.

Pero una vez más, Soros estaba allí para beneficiarse del caos que ayudó a crear. Su premio en Ucrania fue el monopolio estatal de energía Naftogaz.

Soros volvió a tener a sus amigos estadounidenses, el secretario del Tesoro Jack Lew y la consultora estadounidense McKinsey, aconsejando al gobierno títere de Ucrania para que privatizara Naftogaz.

Aunque la participación exacta de Soros en Naftogaz no ha sido revelada, en un memorándum de 2014 se comprometió a invertir hasta mil millones de dólares en negocios ucranianos, pero no se han reportado otras tenencias ucranianas.

Su último éxito: la crisis europea de los refugiados

La agenda de Soros se basa fundamentalmente en la destrucción de las fronteras nacionales. Esto se ha demostrado recientemente muy claramente con su financiación de la crisis europea de refugiados.

La crisis de los refugiados ha sido culpada a la guerra civil que se está librando en Siria. ¿Pero alguna vez te has preguntado cómo todas estas personas de repente supieron que Europa abriría sus puertas y las dejaría entrar?

La crisis de los refugiados no es un fenómeno natural. Coincidió con las donaciones monetarias que la que OSF hizo al Migration Policy Institute (Instituto de Política Migratoria de Estados Unidos) y a la Platform for International Cooperation on Undocumented Migrants (Plataforma de Cooperación Internacional para los Migrantes Indocumentados), ambos patrocinados por Soros. Ambos grupos abogan por el reasentamiento de los musulmanes del tercer mundo en Europa.

En 2015, un reportero de Sky News encontró “Manuales para Migrantes” en la isla griega de Lesbos. Más tarde se reveló que los manuales, que están escritos en árabe, se los habían dado a los refugiados antes de cruzar el Mediterráneo un grupo llamado “Welcome to the EU (Bienvenido a la UE)“.

Welcome to the EU está financiado por, lo has adivinado, las Open Society Foundations.

Soros no sólo ha apoyado a grupos que abogan por el reasentamiento de los migrantes del tercer mundo en Europa, sino que es el arquitecto del “Plan Merkel“.

El Plan Merkel fue creado por la Iniciativa Europea de Estabilidad, cuyo presidente, Gerald Knaus, es miembro de la Open Society Foundations.

El plan propone que Alemania otorgue asilo a 500.000 refugiados sirios. También afirma que Alemania, junto con otras naciones europeas, debe aceptar ayudar a Turquía, un país que es 98% musulmán, a obtener viajes sin visado dentro de la UE a partir de 2016.

Discurso político

La crisis de los refugiados ha suscitado una gran preocupación en países europeos como Hungría.

En respuesta a los 7.000 inmigrantes que entraban en territorio húngaro cada día en 2015, el gobierno húngaro restableció el control fronterizo para evitar que las hordas de refugiados entraran al país.

Por supuesto, esto no le sentó bien a Soros y a sus aliados cercanos, los Clinton.

Bill Clinton apareció entonces y acusó tanto a Polonia como a Hungría de pensar que “la democracia es demasiado problemática” y que quieren tener una “dictadura autoritaria como Putin“.

Viendo a través de los comentarios de Clinton, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, respondió diciendo: “Las observaciones sobre Hungría y Polonia … tienen una dimensión política. Estos no son resbalones accidentales de la lengua. Y estos resbalones o comentarios se han multiplicado ya que estamos viviendo en la era de la crisis migratoria. Y todos sabemos que detrás de los líderes del Partido Demócrata, tenemos que ver a George Soros.

Continuó diciendo que “aunque la boca pertenezca a Clinton, la voz pertenece a Soros.

Soros ha dicho de la política de Orbán hacia los migrantes que: “Su plan trata la protección de las fronteras nacionales como el objetivo y los refugiados como un obstáculo. Nuestro plan trata la protección de los refugiados como el objetivo y las fronteras nacionales como el obstáculo.

Es difícil imaginar que pudiera ser más claro en sus intenciones globalistas.

El motivo de lucro

¿Por qué Soros va tan lejos para inundar a Europa con hordas de musulmanes del tercer mundo?

No podemos estar seguros, pero recientemente ha salido a la luz que Soros ha tomado una gran serie de “posiciones derivadas bajistas” contra acciones estadounidenses. Al parecer, piensa que causando el caos en Europa propagará el contagio a los Estados Unidos, enviando así a los mercados estadounidenses en espiral hacia abajo.

La destrucción de Europa por la inundación de millones de musulmanes no asimilados es un plan directo para causar el caos económico y social en el continente.

Otro ejemplo de turbulencia que iguala el beneficio para George Soros, que parece tener sus tentáculos en la mayoría de los acontecimientos geopolíticos.

Todos entendemos que la correlación no es causal. Sin embargo, dada la extraordinaria riqueza de Soros, las conexiones políticas, y su larga trayectoria de ver y aprovechar el caos, es casi con toda seguridad un catalizador para gran parte de la agitación geopolítica que está ocurriendo ahora.

Tiene la intención de destruir las fronteras nacionales y crear una estructura de gobierno global con poderes ilimitados. De sus comentarios dirigidos a Viktor Orbán, podemos ver claramente a los líderes nacionales como sus juniors, esperando que se conviertan en títeres que venden su narrativa a las masas ignorantes.

Soros se ve a sí mismo como un misionero llevando a cabo la agenda globalista que le enseñaron sus primeros mentores. Utiliza sus vastas conexiones políticas para influir en las políticas gubernamentales y crear crisis, tanto económicas como sociales, para promover esta agenda.

Por todas las apariencias, Soros conspira contra la humanidad y está empeñado en la destrucción de las democracias occidentales.

Para cualquier pensador racional, algunos eventos globales simplemente no tienen sentido. ¿Por qué, por ejemplo, las democracias occidentales admitirían a millones de personas cuyos valores son completamente incompatibles con los suyos?

Cuando miramos de cerca la agenda promovida activamente por el principal maestro títere globalista, George Soros, las cosas se vuelven un poco más claras.

Traducido del inglés: http://www.garretgalland.com/passing-parade/how-george-soros-singlehandedly-created-the-european-refugee-crisisand-why/

Imagen de Soros: Harald Dettenborn.

La noticia viral sobre la madre que muere tras el bloqueo a un hombre por la orden de Trump es mentira

Por Cassandra Fairbanks.

Era la noticia perfecta para irritar y llevar a todos los manifestantes anti-Trump a la histeria, la historia trágica de la muerte de la madre de un hombre tras ser injustamente bloqueado de regresar a los Estados Unidos debido a la orden ejecutiva de un presidente sin corazón deteniendo temporalmente la inmigración.

Fue una mentira.

mentira_antitrump

La historia de Mike Hager se hizo nacional, y no se podía desplazarse por ninguna plataforma de medios sociales sin encontrar la historia, que seguramente tocó los corazones de todos. Afirmó que él y su familia habían sido detenidos al regresar de Irak a Michigan después de que se firmara la orden ejecutiva. Afirmó que fue aceptado por ser ciudadano estadounidense, pero que su madre, muy enferma y anciana, fue rechazada junto con otros familiares.

Resulta que su madre murió cinco días antes de que se firmara la orden.

“Es verdad. El 22 de enero, su madre murió “, dijo Imam Husham Al-Hussainy, líder del Centro Educativo Islámico de Karbalaa en Dearborn a Fox 2 News. “Ella murió, pero eso fue hace un par de semanas – antes de la prohibición.”

El imán le dijo a la emisora local que Hager lo había contactado el 19 de enero, un día antes de que Trump asumiera el cargo, y le dijo que su madre estaba gravemente enferma y que volaba a Irak para estar a su lado. Murió tres días después, en Irak.

“Hay confusión. Está todo mezclado y hay que distinguir entre los refugiados buenos y los refugiados malos, y si esto es lo que se necesita para detenerlos durante un tiempo, tener que detectarlos, está bien para la seguridad del país”, dijo el imán, que votó por Trump , sobre las protestas.

Fox 2 también obtuvo un post de Facebook, ahora borrado, de Hager, que conmemora a su madre el 22 de enero, cuando murió. Si hubieran hecho su debida diligencia antes, la masa histriónica sobre el cuento podría haber sido totalmente evitada.

Esto es parte de una tendencia siniestra desde la elección de Trump. Durante el mes de noviembre, se publicaron informes falsos de crímenes de odio – sólo para ser desmentidos después de que la mentira había viajado por todo el mundo a través de mensajes de medios sociales virales.

Por desgracia, una vez que una noticia como la suya se vuelve viral es casi imposible de corregir. Una noticia diciendo que era una mentira nunca llegará tan lejos como una noticia que provoque indignación y que alimente una narración.

Cassandra Fairbanks es una escritora y comentarista política de Washington DC que ha sido publicada en una variedad de lugres incluyendo Sputnik News, Teen Vogue, TeleSUR y Bipartisan Report.

Traducido del inglés: http://wearechange.org/viral-story-mans-mom-dying-trumps-travel-pause-lie/